¿Por qué se celebra San Valentín el 14 de febrero?

Aquí te contamos de donde viene esta tradición y las leyendas del santo Valentín de Roma y del Dios del amor griego, Cupido

Por Eduardo De Los Ríos

México.- Este 14 de febrero, celebramos el “Día del amor y la amistad” o el “Día de San Valentín”, pero pocas personas saben la verdadera historia de esta melosa fecha que hace millonarias a las empresas de regalos, cines, artículos eróticos y  en particular a los moteles/hoteles.

En el 14 de febrero, es común que los enamorados se encomienden a San Valentín, quien  era un sacerdote del siglo III que ejercía su ministerio en la antigua y Roma en una época en la que El César impuso un decreto que prohibía los matrimonios entre jóvenes, pues consideraba que los soldados que estaban en la flor de su juventud y que estaban solteros, eran mucho más fuertes al no tener ataduras sentimentales de ningún tipo.

Situación que el sacerdote consideraba muy injusta, por lo cual Valentín se propuso celebrar matrimonios en secreto para los enamorados jóvenes, pero fue descubierto por los soldados romanos y fue encarcelado. Una vez en prisión, uno de los guardias le pidió al clérigo que le devolviera la vista a su hija, quien había nacido ciega.

Dicha acción solo buscaba poner a Valentín en ridículo, pero resulto todo lo contrario y le devolvió la vista a la niña, por lo que el guardia se convirtió al cristianismo; hecho que no evitó que el emperador mandase ejecutar al sacerdote. 

Sin embargo la hija del soldado, agradecida del regalo que le dio el clérigo, plantó un almendro a un lado de la tumba de este, un 14 de febrero. De ahí que las almendras sean uno de los símbolos de mayor importancia en esta fecha y la razón por la cual San Valentín se considera el santo patrono de los enamorados.

Por otro lado, existe la leyenda de Cupido, quien resulta ser en la mitología griega, el hijo de la diosa Afrodita y de Ares, el dios de la guerra. Pero al nacer el pequeño, este fue abandonado en el bosque por su madre para evitar que su padre lo matara al ver que podría convertirse en un peligro para el mundo.

Al crecer el joven Cupido se convirtió en un joven muy hermoso y valiente, poco tiempo después sería la misma Afrodita quien le regaló su arco y flechas de dos tipos distintos: unas eran flechas con puntas de oro para conceder el amor y las segundas tenían punta de plomo para sembrar la ingratitud y el olvido.  

No conforme con eso la diosa le dio al niño la facultad para que ningún humano, bestia o Dios fuera inmune a las heridas de sus flechas y que estas nunca sanaran. Lo que llevó a que Cupido no creciera, situación que preocupó a su madre quien consultó al Oráculo de Temis y mismo que le dijo: “El amor no puede crecer sin pasión”.

Aquellas palabras de oráculo no fueron claras para Afrodita, pero las entendió hasta que nació su otro hijo, Anteros, Dios del amor correspondido y la pasión; con quien el pequeño en pañales no siempre está unido y por ello se representa a Cupido como un niño con alas y ojos vendados, para indicar que el amor suele pasar pronto y para probar que el amor no ve el mérito o demérito de la persona a quien se dirige, ni sus defectos, mientras se fija en ella. 

Cuando Anteros y Cupido andaban unidos, éste último  se transformaba en un joven hermoso, pero cuando se separaban volvía a ser un niño con los ojos vendados, descrito en las leyendas como un amor “travieso y ciego”.

Algunas curiosidades adicionales de este día son: 

  • En Argentina no es común regalar tarjetas ni corazones.
  • Muchos países de Latinoamérica, pero especialmente en Colombia se acostumbra el amigo secreto.
  • Se cree que es de buena suerte vestirse de rojo, rosa y blanco en esta fecha.
  • Después de la navidad, esta es una de las fechas que deja mayor derrama económica en la industria de las golosinas.
  • En Egipto se celebra el 4 de noviembre, en Brasil el 12 de julio y en Bolivia el 23 de julio.

ejra

Tu opinión es importante