Pablo Escobar, un fantasma que cumple 26 años rondando Colombia

Redacción  Noticias MX.- El jefe del Cártel de Medellín, Pablo Escobar, quien cumple este lunes 26 años de muerto, sigue siendo en Colombia un referente obligado de una época de violencia extrema, terror e impunidad que aun gravita en el imaginario colectivo del país.

 

“Pablo Escobar es como un fantasma que no podemos dejar atrás. Es alguien que, para bien o para mal, pesa mucho todavía en la conciencia nacional”, dice a Apro el principal experto en crimen organizado de Medellín, Luis Fernando Quijano.

 

Para el politólogo y profesor de la Universidad EAFIT de Medellín, Gustavo Duncan, este peso simbólico de Escobar obedece a que fue “el bandido más importante de la segunda mitad del siglo XX y quizá sea uno de los más famosos de la historia”.

 

De acuerdo con Duncan, “ningún otro narcotraficante se atrevió a enfrentarse al Estado como él lo hizo y ninguno tuvo tanto éxito en su guerra” y, por eso, es “un símbolo” de esa cruenta etapa cuyos miles de muertos son hasta estos días parte fundamental de las efemérides del país.

 

Según  Apro, así como este lunes se cumplen 26 años de la muerte de Escobar, el miércoles pasado se conmemoraron los 30 años del atentado a un avión de Avianca al que el jefe del Cártel de Medellín mandó un maletín-bomba que estalló en el aire y que dejó 110 muertos.

 

 

 

 

Y el 18 de agosto pasado se cumplieron 30 años del asesinato del precandidato liberal a la Presidencia Luis Carlos Galán, quien fue asesinado en una plaza pública por sicarios contratados por Escobar y los jefes del Cártel de Medellín.

 

Todos los colombianos, hasta los niños, saben quién fue Pablo Escobar y los de la generación anterior están al tanto de sus atrocidades, sus atentados terroristas en Bogotá, Medellín y Cali y sus magnicidios.

 

Por tanto, es un personaje repudiado por la mayoría de los colombianos.

 

Pero el fallecido capo de las drogas también cuenta con seguidores y es un “modelo” a seguir para miles de jóvenes de las comunas de Medellín que ven en la delincuencia un camino para salir de su marginalidad.

 

La muerte de Escobar fue recordada en el barrio que lleva su nombre en Medellín, cuyos 17 mil habitantes lo recuerdan con afecto y gratitud.

 

En 1984, Pablo Escobar les regaló 443 viviendas y centenares de lotes. Hoy existen más de cuatro mil casas con servicios básicos.

 

El dirigente comunitario del barrio Pablo Escobar, Uberney Zavala, dijo a Apro que muchos de los habitantes del asentamiento fueron al cementerio Jardines Montesacro, donde está la tumba del capo y a la cual acudieron decenas de personas y familiares del capo que le dejaron flores y mensajes escritos.

 

“Y en el barrio no queremos hacer espectáculos públicos, por lo que cada quien, en la intimidad de su casa, rezará por él y le agradecerá lo que hizo por nosotros. Muchas señoras le rezaron rosarios”, señaló.

 

JAM

 

Tu opinión es importante